A mitad del camino en Suiza

A mitad del camino en Suiza

Que difícil nos resulta escribir en verano. Con este calor, con el río aquí mismo, con Inuk aullando para que vayamos al lago. Y con los nuevos proyectos que tenemos en mente y que estamos intentando preparar.

Ya hicimos un sondeo en instagram (@furgoplan) para saber qué opinaba la gente acerca de un posible canal de youtube en el que contar nuestras aventuras de una forma diferente… y aunque dos personas dijeron que les parecía muy friky, el resto nos contestó que si!! adelante!!! así que ahí estamos, intentando sentar las bases de la que puede ser otra de nuestras plataformas. Nos da más vergüenza, pero la misma que nos daba empezar con la cuenta de insta o el blog, así que… Ya veremos…

Bueno, sin irme más por las ramas, hoy quería escribir sobre el punto en el que nos encontramos ahora mismo. Sabes que estamos trabajando la temporada de verano en Suiza ¿verdad? pues si todavía no lo sabes… haz click aquí  y entérate de cuales son las razones que nos han traído hasta el país de los Alpes y el chocolate.

Triftbrücke impresionante

Ya llevamos la mitad de nuestro camino suizo recorrido y llegar a este punto nos ha servido para mirar atrás y darnos cuenta de muchas cosas.

Como cuento en el artículo que te he linkeado anteriormente, para mi (Naiara), venir a Suiza era principalmente una forma de ganar y ahorrar dinero. Los Alpes me gustaban pero si hubiesen sido otras montañas… igual me daba, la verdad. Pero…. llegados a este punto, me he dado cuenta de que si me he adaptado tan bien a este país es por algo.

El primer mes, o las primeras semanas, fue un choque cultural muy potente el que vivimos en Suiza. Parece mentira ¿verdad? siendo Europa… Pues somos muy diferentes… Pero eso me da para otro artículo entero jeje.

A medio camino de estos siete meses en Suiza (serán 8 fuera de casa, porque primero estuvimos en Vietnam) nos hemos dado cuenta de lo felices que somos con muy poco.

Vivimos en la furgo, con unos escasos 5 metros cuadrados, pero en ningún momento hemos echado de menos el espacio o nos hemos sentido agobiados. Vivimos sin TV, y aunque a veces vemos series o alguna peli (llevamos semanas sin hacerlo, desde que llegó el buen tiempo) no nos acordamos de ella más que para recordar lo fácil que hemos prescindido de la caja tonta. Vivimos sin un baño propio que nos ofrezca intimidad alguna. Antes llevábamos el poty en la furgo, pero ahora viviendo en un camping… completamente prescindible. Así que compartimos baños con las personas que están aquí disfrutando sus vacaciones y aunque no es lo más cómodo… a todo se adapta un@. Al principio, pensábamos que íbamos a necesitar más nuestro espacio (que nos íbamos a molestar el uno al otro, vamos) pero a pesar de vivir y trabajar juntos en un camping… de momento, no nos sobra nadie en el barco. De hecho, estamos felices como estamos.

Uno de nuestros grandes miedos era cómo iba  a pasar Inuk el verano… pero tenemos unos vecinos maravillosos. Sin pedir nada, y gracias al encanto de nuestra border collie, ellos le llaman y le ofrecen cobijo a la sombra cuando nosotros trabajamos y el sol aprieta. Tenemos un vecino en concreto (al que no podemos ver desde nuestra pequeña parcela, ni él a nosotros, cosa que si ocurre con el resto de vecino- amigos de Inuk-) que se dedica a hacer todo tipo de deportes (su trabajo es el de guía o instructor o piloto, o que se yo, de los vuelos en parapente con turistas) y suele pasar a buscar a Inuk cuándo sabe que estamos trabajando para jugar con ella (incluso le compra juguetes). La señora que vive a nuestro lado, que adora a Inuk y piensa que somos un poco cabezones por no hablar suizo, dice que es la única de nosotros que conoce todos los lenguajes del mundo… y no le falta razón. Así que un problema menos, Inuk feliz… nosotros también.

Cuando supimos que esto era real, y que íbamos a vivir en otro país durante unos meses… el miedo era… ¿Te imaginas? ¡enorme! y además sin saber el idioma. Pero tenemos una ventaja, y es que… nuestro hogar viaja con nosotros. Teníamos también la experiencia workaway del año pasado, que aunque más corta, nos había servido para espabilar un poco y darnos cuenta de que necesitábamos un camino alternativo y que esa forma de viajar, aunque si complementaria, no podría ser la definitiva. Y aunque aprendimos mucho gracias a ella, teníamos miedo de encontrarnos con algo así de nuevo. Pero no estaríamos aquí de ser así.

Al final, nos hemos lanzado a la piscina… hemos salido de la zona segura y de comfort y… hemos ganado una lotería. Hemos pasado por muchas cosas y eso nos ha unido más como pareja, e incluso Inuk está mucho más cariñosa que de costumbre y se le ve feliz. Pensamos en volver a la rutina y se nos desencaja la cara. Aquí tenemos una rutina, pero es temporal y eso hace que valoremos más los momentos, aprendizaje que ojalá mantengamos en el tiempo, aunque las rutinas sean más indefinidas o marcadas… En fin, Ojalá muchas cosas.

Detrás del camping está el río Lombach, de aguas heladas y azules. Con rocas que la gente junta en círculos para hacer fuegos y barbacoas. a donde uno puede ir a respirar aire puro y disfrutar de un entorno natural muy cerca del pueblo. Cada vez que me siento a escuchar la vida rodea al río… tengo sensación de nostalgia anticipada. Tan grande, que ya voy atesorando esos momentos para deleitarme recordándolos más adelante. ¡Qué dramática! estarás pensando, pero párate a pensar y dime si nunca has sentido esa «nostalgia anticipada», cuándo ya sabias que ibas a echar algo de menos (pasa mucho cuando los niños son pequeños y sabes que inevitablemente van a crecer y van a dejar de ser niños, y si no te gustan los niños ha podido pasarte con un libro que estás leyendo especialmente a gusto y no quieres terminar… ¿me explico ya?). Y aunque da un poco de pena, es bonito también.

Contaba en instagram también, que cada vez que los dos tenemos días libres juntos nos cogemos la furgo y… carretera y manta. Lo que nos está permitiendo conocer este país poco a poco y ver paisajes que nunca antes habíamos visto y que nos dejan con la boca abierta continuamente. Además una de las cosas buenas que tiene Suiza es que Inuk, puede acceder a casi todos sitios y transportes públicos pagando tarifa infantil. Ojalá aprendamos un poco de esto también. Además hay bolsas para recoger los excrementos de los perros en todas las esquinas (sería perfecto si fuesen biodegradables, pero bueno por algo se empieza), ¿te imaginas si pusieran estas basuras con bolsas en tu país? a mi me da la risa.

Otra cosa que yo al menos he aprendido en estos meses es… que no necesito la carne. Aquí es carísima (y no es gran cosa), por lo que como nuestro objetivo principal era ahorrar… decidimos prescindir de ella (compramos algo para celebrar mi cumpleaños y alguna vez que hemos pillado ofertas buenas). No somos ni vegetarianos, ni veganos ni nada… nos adaptamos a lo que hay y… no hay carne en nuestra nevera. Además, como la furgo esta enganchada al avancé y la luz, no nos gusta moverla más que cuando nos apetece escaparnos. Razón por la cual vamos a hacer las compras en bici y traemos la leche directamente de la ganadería. ¿tu no crees que echarías de menos esto?

Antes de empezar con todo esto del blog, las redes sociales… pensaba que habíamos tenido suerte por encontrarnos en el camino dos personas con semejantes pájaros en la cabeza y con estos sueños tan raros… pero es gracias a las redes sociales que nos damos cuenta de que no somos los únicos ni mucho menos. Hay muchísima gente que se ha deshecho de sus vidas normales para lanzarse a la carretera y vivir un sueño que parecía más bien una utopía y poco a poco vamos descubriendo más y más, que además nos enseñan, nos aconsejan, nos inspiran y nos animan a seguir.

Esta experiencia Suiza, se va formando por pequeñas experiencias, pequeños viajes, personas que vamos conociendo… y cosas nuevas que nos van surgiendo en el camino. La última de ellas ha sido una entrevista muy guay que nos ha hecho Erkuden Ruiz Barroso para www.guaixe.eus y que nos ha hecho un montón de ilusión y nos ha dado un chute de energía para seguir por aquí. Si sabes euskera, no dudes en echarle un vistazo 🙂 y si no sabes también, nunca se sabe lo que puede perderse uno, fue muy divertido hacerlo. Milesker Erkuden, Beleixe irratia eta Guaixe aldizkariari! Te dejo el link del artículo del audio de la entrevista aquí .

Para terminar, solo dos cosas. Lanzarme a esta aventura Suiza a mi (Naiara), me ha servido para darme cuenta de que estoy donde quiero estar, de que en este preciso instante es esto lo que quiero, me ha dado fuerza para seguir este camino, para buscar y rebuscar la manera de darle la vuelta al mundo. Lo peor, es tener a los seres queridos lejos, perderte eventos importantes y ver como los niños crecen y tú no estás ahí para verlo (aunque con las redes sociales es más fácil ahora, no hay nada que sustituya un abrazo), eso y que en Suiza trabajan duro, muy duro. Y la segunda cosa, es que… si te ronda por la cabeza romper con la rutina… lo hagas. Inténtalo. La gente que te quiere te dirá que estás loc@, que por qué vas a dejar un buen (o no tan buen) trabajo… y mil cosas más que pueden desanimarte. Pero es por que quieren tenerte cerca y les da miedo tu ausencia y todo lo que conlleva. Pero cuando vean que todo va bien, créeme, con más o menos pena, con más o menos palabras o gestos… lo entenderán y te apoyarán.

Nadie es perfecto ¿eh?

Gracias por leernos, cómo siempre, puedes compartir nuestro post que esto nos ayuda un montón 🙂 También nos encantaría que te suscribas y no te pierdas nada y cómo no… ¡nos vemos en redes sociales!

5
Leave a Reply

avatar
3 Comment threads
2 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
4 Comment authors
NaiPilarCristinaNaiThealternativan Recent comment authors
  Subscribe  
newest oldest most voted
Notify of
Thealternativan
Guest
Thealternativan

Me ha encantado! Y casi…emocionado! Da gusto leeros 🙏 Me siento muy identificado con casi todo. Adelante a por vuestros sueños ☺️

Nai
Guest
Nai

Gracias!!! Lo mismo te decimos, a por ellos!!!

Cristina
Guest
Cristina

Nai!!! Soy una de vuestras fans!!! Un plaer haber coincidido en Suīza, os deseo lo mejor! Y como vés os seguiré en esta aventura que os habeis aventurado!!! Un abrazo a los tres!!

Pilar
Guest
Pilar

Hola chicos.
Somos la familia de Madrid con dos adolescentes gemelos Ainara y Carlos.
Deciros que Saas-Fee es totalmente recomendable. Nos ha encantado y los glaciares los pisas.
En el área hay baños y con la guest card por 7 francos te sale el área a 23.50 noche. La tarjeta te da acceso a todos los buses y remontes excepto el metro que te sube al Miteallalin. El último tramo.
En cuanto lleguemos a destino os mandamos la información vía correo.
Muchas gracias por todo.

A %d blogueros les gusta esto: