Blai

Torturadora oficial, sin miedo a nada

Blai. Molestadora oficial. Torturadora del equipo. Al llegar pesaba tan solo 300 gramos, de los cuales 150 eran pulgas. Era gris, ahora cada vez es más rubia.

Nació en un caserío al norte de Navarra y fue un regalo para Iñi. Hasta que creció, se hizo fuerte y ha comenzado a ser nuestro verdugo oficial.

No tiene miedo a nada.

Es vengativa y a veces chuperretea la manta del sofá mientras echa la siesta, como si fuera su mamá. Es lo único que respeta.

Le encanta mordisquearlo todo, desde nuestras manos, pies, piernas… hasta cualquier tipo de plástico o papel. Pero lo que más le gusta es molestar a Inuk.

Le gusta viajar en furgoneta, pero prefiere hacerlo enganchada a la cola de Inuk, mientras le molesta y la perra corre para librarse de ella.

Es mala, pero adorable.